¡Despidiendo el otoño tiñendo lana!

Hoy disfrutamos junto a tres aplicados alumnos de un taller de teñido en lana, dictado por la profesora Edi Zambrano, en el que exploramos distintas técnicas y además ¡experimentamos con las anilinas nuevos procedimientos!

En una primera instancia, se realizó un acercamiento al teñido matizado, para el cual utilizamos tres colores distintos, los cuales al final se convirtieron en muchos más que tres! La diferencia de esta técnica con el teñido de un solo color es que la lana no queda sumergida en agua, puesto que se deben pintar las lanas con los distintos tonos, para que se mantengan en su lugar, pero al mismo tiempo se superpongan.

Luego, se exploró el teñido de lana con un solo color, que en este caso, fue una tonalidad anaranjada. Para esta técnica, a diferencia de la anterior, la lana debe quedar bien sumergida en la olla, de modo que pueda captar apropiadamente el color.

Finalmente, se procedió a realizar el teñido en degradé, teniendo como color base el azul. Para esta técnica, lo ideal es que la olla sea más alta que ancha, puesto que la lana se sumergirá y moverá verticalmente en muchas ocasiones, de modo de obtener las diferencias de tonalidad.

Luego de esto, dado el entusiasmo de nuestros alumnos, experimentamos libremente con los materiales. Por un lado, se exploró el teñir un ovillo de lana girado y amarrado, y luego soltándolo levemente. Y por otro lado, se intentó obtener una tonalidad pastel de rosado, disminuyendo la cantidad de anilina.

¡Recuerda que las técnicas de matizado, degradé y teñido monocromo las puedes encontrar en nuestro Manual de Técnicas – Tomo 1: Teñido de lanas con anilinas, disponible en nuestra tienda!